EDITORIAL

Los mayores no somos una carga


Precisamente ahora, en vísperas de Navidad, y tras las conclusiones de las sesiones de debate ‘Construyendo futuro’ organizadas por CEOMA y el debate “La nueva economía de los Silver: repensando los modelos de consumo e inversión del futuro”, que moderó nuestro Presidente, Santiago G. Carrero (y de lo que damos cuenta en las siguientes páginas) cabe concluir como decimos en el titular que los mayores ya no somos una carga. Esta afirmación se sostiene y justifica en cifras oficiales. 

El poderío económico de las personas mayores en España es indiscutible, y así lo constatan varios estudios e informes publicados en los últimos meses, que demuestran cómo los mayores, en general, y los pensionistas, en particular, lejos de ser una rémora para el crecimiento y el bienestar del país, son el colectivo con la mayor capacidad de gasto y un enorme poder de decisión. 

Según una comparativa realizada por LoRIS (Longevity & Retirement Income Solutions) con datos del Banco de España y del Instituto Nacional de Estadística, las personas de más de 55 años poseen algo más del 66% de la riqueza neta del país. 

Y dentro de este colectivo sénior, la primera posición corresponde a los hogares encabezados por aquellos que tienen entre 65 y 74 años, seguidos por los hogares que lideran las personas con 75 o más años. Unos resultados compatibles con el lógico mayor gasto que sobreviene en los hogares a partir de los 75 años, debido a la necesidad de cuidados para los mayores, que en muchas ocasiones empiezan a sufrir distintos grados de dependencia. 

Según Mauro F. Guillén, decano de la Cambridge Judge Business School (escuela de negocios de Cambridge), en todas las economías del mundo, las personas mayores van a conformar el colectivo más numeroso por la longevidad proporcionada por la vida saludable y el envejecimiento activo y, sobre todo, el de mayor poder adquisitivo; en concreto, en España, los mayores de 60 años son los poseedores del 60% de la riqueza neta nacional. 

Los mayores de 50 años generan el 26% del PIB. Conforman el grupo de edad con mayor salud financiera en España en términos de ingresos, salarios y pensiones, así como en relación con sus ahorros y propiedades. En este sentido, por ejemplo, los mayores de 56 años reciben alrededor de 138.000 millones de euros en pensiones y 74.000 millones en salarios, según datos de la Agencia Tributaria. 

En conclusión, los mayores no son en absoluto una carga, al contrario, la población mayor de 50 años es un segmento de mercado atractivo, capaz de sustentar y de hacer crecer a la economía española gracias a su poder adquisitivo. Por otra parte, los datos vienen a demostrar también que a partir de los 65 años se cimenta esa privilegiada situación en cuanto a incremento del gasto, lo que supone un motor fundamental para nuestra economía y la creación de riqueza nacional. 

Según eI Barómetro del Consumidor Sénior, elaborado por la Fundación Mapfre, pone cifras a los hábitos de consumo que tienen los mayores de 55 años. Los sénior son una generación con poder adquisitivo, activos y altamente tecnológicos, cuidan su salud y su bienestar físico, y son una garantía de consumo en momentos de crisis, según pone de relieve este Barómetro. 

Así pues, mucho ánimo y salud, vivamos la vida, vivamos la Navidad y disfrutemos de la compañía de familia y amigos aprovechando la mejora de la situación sociosanitaria, pero sin rebajar un ápice la prudencia y el respeto a las normas de las autoridades sanitarias para evitar que se consolide el repunte de contagios que en las últimas fechas se viene produciendo en determinadas zonas de nuestro país. 

¡Felices fiestas, feliz Navidad!